top of page

El atractivo de Centroamérica

Con la emergencia del fondo del mar, hace 3 millones de años de los territorios de Panamá, Costa Rica y Nicaragua, se creó un puente que transformó el clima mundial y de le dio características a la región.

Por una parte, se interrumpió la fusión entre las corrientes marinas templadas del pacífico que calentaban las corrientes frías del atlántico sur que subían hacia el norte y que mantenían sin hielo el ártico.

Al no ascender las aguas tibias hacia el polo norte este se congeló, cambiando el clima mundial, al mismo tiempo grandes extensiones de selvas tropicales de África se transformaron en las actuales sabanas. En estas habitaban nuestros ancestros los australopitecos afarensis, que empezaron a andar en dos pies para defenderse de los depredadores y alimentarse de carroña, lo que estimuló el crecimiento de su cerebro.

Por otra parte, al formarse el puente entre las dos masas continentales, las plantas, animales y posteriormente la especia humana incrementaron la diversidad biológica. La posición de la región entre los dos océanos, estimuló la diversidad y la formación de especies endémicas en los diversos microclimas.


La importancia geopolítica y geoestratégica (militar)

Ya desde el siglo XVII un general español afirmaba que quien controlase Centro América y el Caribe dominará las dos masas continentales. Hecho que alentó la lucha por control de las islas del caribe por las potencias coloniales de entonces.


En el siglo XIX:

Posteriormente, con la formación de naciones en la región y haberse inaugurado el tránsito entre los océanos, primero en Nicaragua y luego en Panamá acortando las comunicaciones y las rutas de transporte, la región se hizo importante por su posición geopolítica y geo comercial.

Con la expansión de Estados Unidos, a costa de más de la mitad del territorio de México, y la declaración de la doctrina Monroe sobre el destino manifiesto “América para los (norte) americanos”, Costa Rica, pidió el protectorado a Inglaterra, entonces la potencia dominante. Aunque esto no se dio, Inglaterra, preocupada por la expansión norteamericana, promovió el tratado Clayton Bulwer de 1850, por el cual Gran Bretaña y los Estados Unidos se comprometían a no tomar colonias en la región.

Posteriormente, los filibusteros comandados por William Walker tomaron Nicaragua y el control sobre la vía del Tránsito en el Río San Juan- Como primer paso de su Estrategia de dominio control estratégico operacional de la región. Con el control de Nicaragua, iniciaban una amplia operación de carácter estratégico que tenía, como fase segunda e inmediata, y por razones muy claras que, el dominio directo o indirecto de Costa Rica. Esta vía, era también vital para sus planes esclavistas.

Era la primera etapa para lograr el control geopolítico de las cinco repúblicas y lograr el aseguramiento geoestratégico de su política esclavista en el Sur de los Estados Unidos.

A pesar de la debilidad militar y política de las naciones centroamericanas, los factores geoestratégicos vitales, lograron movilizar a Gran Bretaña que le vendió a Costa Rica armas modernas, de última generación y probadas en 1855 en la guerra de Crimea. El control de la Vía de Tránsito determinó la expropiación de los vapores de Cornelius Vanderbilt que también ayudo a Costa Rica y las fuerzas centroamericanas a cortar el apoyo logístico, estratégico y táctico de las operaciones militares que comandaba Walker.


En el siglo XX

Posteriormente, y siempre dentro de su doctrina y estrategia geopolítica, los Estados Unidos promovieron la independencia de Panamá de Colombia, construyeron el Canal y anexaron al paso acuático el territorio adyacente para asegurar su defensa y sostenimiento logístico durante un siglo. Toda esta gran región, conocida como la Zona del Canal, fue convertida en un gigantesco complejo militar, con la función vital de asegurar toda la estrategia de protección del poder político-militar en el Continente.

En la segunda mitad del siglo XX, a raíz de las revoluciones agrarias y las guerrillas apoyadas por Cuba y el bloque soviético, los Estados Unidos movieron su potencial para enfrentar la “amenaza comunista”. Así, el ejército norteamericano intervino activamente en diversas acciones. Entre estas, realizaron invasiones militares directas e intervenciones indirectas y encubiertas, las cuales siguen desarrollándose en el presente, con una Situación Operacional cualitativamente transformada por los siguientes factores:

  1. Presencia de Cuba, Nicaragua, Venezuela como países “enemigos”.

  2. Cambios políticos en México.

  3. Nueva situación política en todo el continente, la cual va adquiriendo una dinámica político-militar de alto peligro para toda La Paz mundial.

La leyenda para desatar la intervención sería la defensa de Costa Rica, país sin ejército y tradicionalmente amigo de los Estados Unidos, amenazado por los “ataques crecientes” del eje Nicaragua-Cuba con apoyo soviético. Coincidía esto con la intensificación de la guerra en El Salvador.

Esta maniobra pudo ser impedida por las alianzas promovidas desde la región, gestadas a nivel internacional por demócratas norteamericanos, socialdemócratas europeos y comunistas de la Perestroika. En este proceso jugaron un papel activo Manuel Mora Valverde y José Figueres Ferrer. Culminado por el Plan de Paz impulsado por el entonces presidente de Costa Rica, Oscar Arias y los otros mandatarios centroamericanos. Conviene recordar que el Partido Vanguardia Popular se dividió como consecuencia de contradicciones en la visión estratégica de la lucha en la región y en Costa Rica. Un sector promovía un inicio de la lucha armada en Costa Rica con la argumentación de que ya había madurado una situación revolucionaria. Durante este período se dieron múltiples provocaciones donde La Paz estuvo al borde del precipicio.


En el Siglo XXI

Dentro de la nueva correlación de fuerzas internacionales, ocurrida después de la caída de la Unión soviética y por una parte el auge de China como potencia económica y por otra, el poder económico creciente del narco tráfico en toda la región, la posición geopolítica vuelve a adquirir relevancia y pasa a primer plano.

Por una parte, China está interesada en la región como parte de su proyecto de Ruta de la Seda, que le permitiría tener acceso al mercado del continente, incluyendo Norteamérica. Cosa que pone nerviosos a los norteamericanos. Por otra parte, el narco tráfico acosado por mar y aire por las naves del ejército norteamericano, concentran sus esfuerzos cada vez más en el tráfico terrestre. Encuentran zonas costeras y fronterizas en condiciones de pobreza y desprotegidas que son un terreno óptimo para sus operaciones basadas en el dinero y el terror. Ese desarrollo narco en regiones socialmente en crisis, se ve acompañado por la promoción y nombramiento de alcaldes y políticos regionales. Como se puede apreciar a través de la historia, Centro América, no ha sido un territorio con grandes poblaciones y mercados, tampoco ha sido fuente de grandes recursos mineros. Su importancia ha radicado en la diversidad biológica y cultural de puente entre las dos grandes masas continentales, pero sobre todo como zona canalera de comunicación entre dos océanos, que la hace de importancia geo comercial para la región y el mundo.

Estos factores estratégicos, como ocurrió en el pasado, deben estar, anteponiendo los intereses propios, en la base de sustento de toda la práctica estratégica y táctica de los países de la región.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

댓글


bottom of page