Participación como base de la atención primaria en salud como respuesta al covid

El proyecto Hospital sin Paredes, que se inició en 1950, propone cambiar el sistema tradicional de Hospital cerrado y con misión puramente curativa por un Hospital de puertas abiertas proyectado a la comunidad, con plena participación comunitaria y con un enfoque preventivo curativo.


Para ello, promueve la conciencia comunal para que se busquen soluciones integrales a través de acciones coordinadas y se dirijan al ámbito de la salud y el desarrollo por medio de una organización que agrupe representantes de todos los sectores comunales sin distingos políticos o religiosos. Por lo que supone el desarrollo de una estructura organizativa compleja pero eficiente.


La experiencia que se desarrolló con Hospital sin Paredes es la más antigua y original de Costa Rica, fue una práctica social que se generó desde la comunidad sin ningún involucramiento del Estado, solucionando problemas de salud a través de la autogestión comunitaria.


Con la expansión del COVID, la creación de pequeñas áreas hospitalarias puede servir de modelo para desarrollar experiencias similares con una real participación comunitaria y coordinación entre los diversos sectores para mejorar la capacidad de resolución y lograr un mayor impacto de los servicios que prestan las instituciones.


La participación y la acción comunitaria de la atención y acciones de los sistemas de salud son esenciales en la respuesta al COVID-19. Involucrar a las comunidades es de importancia inmediata, desde el cumplimiento de medidas de confinamiento, los pasos a tomar en distintos períodos o la creación conjunta de un nuevo escenario de salud.


No existe una solución clara de arriba hacia abajo, siendo clave trabajar con una orientación hacia la acción y la reorientación comunitarias de los servicios que nuestras instituciones prestan actualmente.


Enfocados en la participación comunitaria como base para fortalecer la atención primaria en salud en respuesta a la pandemia y con bases tomadas del proyecto Hospital sin Paredes, la representación en Costa de Rica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) desarrollaron el proyecto “Participación comunitaria para la salud centrada en las personas en el marco de la pandemia por COVID-19”.


El viceministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social, Francisco Delgado Jiménez, destacó la importancia de la atención primaria en salud y de la participación comunitaria en la lucha contra el COVID-19.


“Para detener las cadenas de transmisión de COVID-19, resulta indispensable volcar los esfuerzos institucionales en los territorios priorizados, incorporando la participación de liderazgos comunitarios al trabajo de los equipos sociales y de salud. La implementación en estos cuatro cantones con el acompañamiento técnico de OPS es también una valiosa oportunidad para replicar casos de éxito en otras comunidades del país” indicó el viceministro Delgado


El hospital sin paredes nos dejó la solución: Organización y participación comunal


Recobremos nuestra experiencia de organización y participación comunal en la gestión de la salud desarrollada por el doctor Juan Guillermo Ortiz, su equipo y las comunidades adscritas al Hospital sin Paredes, eso sí enriquezcámosla con la nueva tecnología desarrollada en países como Corea del Sur, Taiwán y Singapur, los cuales lograron incorporar activamente a la población con ayuda de la tecnología en la lucha contra el coronavirus y utilizaron sistemas de trazado apoyados en el testeo masivo y el reporte voluntario de una ciudadanía bien informada y dispuesta a cooperar. Debemos operar con una organización basada en la información actualizada, que genere una gestión eficiente.


La actual amenaza del coronavirus debemos transformarla en una oportunidad para incorporar una aplicación en todos los EBAIS para reestablecer contacto directo con los asegurados. De esta manera podrá recuperarse la relación directa, tanto para transmitir la información necesaria para enfrentar esta y otras amenazas, como para restablecer de manera permanente la comunicación sobre los problemas emergentes y las propuestas e iniciativas de cómo enfrentar los problemas por parte de la comunidad.


Esta relación entre el equipo técnico del EBAIS debe recuperarse, en eso radica la fuerza y alcances de la medicina comunitaria, tal como lo demostró el Hospital sin Paredes.


Mirá el siguiente vídeo y conocé más de Hospital sin Paredes


20 visualizaciones0 comentarios